¿A qué se refieren con fular rígido?

Nos referimos a que nuestros fulares no estiran en ninguna dirección. Son rígidos, no elásticos. Sin embargo, esto no significa que sean duros. Los elásticos han dado a conocer el porteo, pero cuentan con algunas desventajas:

Los fulares elásticos no son 100% de fibras naturales, lo que los hace muy calurosos. Se desaconseja su uso después de unos 6-8 kilos, dependiendo de la tela porque se cuelgan y puede representar incomodidad o dolor de espalda para el porteador. Un elástico, por seguridad, jamás puede usarse a la espalda ni en amarres con un sólo pase de tela, debe tener 3 al menos, lo que empeora el calor. Muchos de estos fulares se elaboran con telas muy variables que desde el inicio no fueron diseñadas ni probadas para cargar. Nuestras telas se diseñan, producen y prueban para ese propósito. Cuentan con certificados internacionales que demuestran que tanto las fibras como los teñidos son libres de tóxicos. Al ser tejidos rígidos (no elásticos) no tienen límite de peso y pueden usarse para cargar en un sinfín de posiciones y amarres con seguridad.

¿Cuál es la diferencia entre los portabebés que manejan?

Un fular es una tela de 4.6m de largo, que tú debes manipular para amarrar al bebé a tu cuerpo. Es el portabebé más versátil, porque te permite un sinfin de posiciones. Requiere una curva de aprendizaje mayor, se domina con la práctica, pero una vez que lo haces, es el portabebé con mayor precisión de ajuste y, por lo tanto, comodidad para ambos. Se puede usar desde recién nacidos y no tiene límite de peso o talla.

Nuestros Mei-Tais son elaborados a partir de la tela de los fulares, por lo que se llaman Mei-Tais de conversión de fular. Por lo mismo, son igual de suaves y aptos para ser usados desde recién nacidos, ya que cuentan con reductor de asiento y de panel. Pueden ser usados cómodamente hasta con niños de 2-3 años. Este límite depende más bien de la altura y no del peso del niño. Se puede utilizar tanto al frente como a la espalda y trae un práctico gorro que puede usarse como soporte para cabeza o cuello, o para tapar el sol o detener su cabeza mientras duerme.

Las bandoleras son fulares de 1.8m de largo con argollas cosidas a un extremo. Estas argollas son de aluminio de una sola pieza, elaboradas y probadas específicamente para cargar peso. Son muy prácticas y rápidas de poner y quitar, pero el peso se carga en un sólo hombro, lo que las hace ideales para bebés pequeños o para iniciar en el porteo. Más adelante, se recomienda distribuir el peso en ambos hombros y espalda para que sea cómodo para ti.

No es que uno sea mejor que otro, son diferentes. Hay mamás que se acomodan más con uno o con otro, o mamás que tienen los tres tipos y los usan dependiendo de la ocasión.

¿Qué no es lo mismo que un rebozo?

En todas las culturas a lo largo de la historia se utilizó algún tipo de tela para cargar a sus bebés. Podemos ver imágenes de África, Asia, Europa, Oceanía y por supuesto de América, no sólo en México, sino nativos americanos o sudamericanos por igual. Sin embargo, el porteo (cargar a tu bebé con ayuda de una tela o portabebé) fue un arte que se perdió con la modernidad. No fue hasta finales de los 70s que se comenzó a retomar y el inicio del movimiento fue en Alemania, recobrando fuerza en Europa primero y luego migrando al resto del mundo. Es por esto que las marcas de fulares con mayor antigüedad y prestigio son Europeas. Varias de ellas tomaron al rebozo mexicano como inspiración, sin duda. Pero perfeccionaron la manufactura poniendo cuidado en obtener las mejores fibras y teñidos naturales certificando su uso con estándares internacionales para asegurarnos que tu bebé no entra en contacto con ningún químico dañino. (Oeko-Tek 100). La mayoría de los rebozos miden alrededor de 1.80m de largo, aunque los hay de hasta 3 metros. Los fulares estándar miden 4.6m, lo que te permite tener tela para más pases y mejor distribución de peso en ambos hombros y espalda. Los Mei-Tais son mochilas pre-armadas fabricadas a partir de la tela de los fulares.

¿No se lastiman al tener las piernas tan abiertas?

Nuestros productos, como cualquier portabebé Ergonómico están sustentados en más de 30 años de investigación científica que confirman no sólo que es la posición óptima para el desarrollo de los huesos de cadera y espalda, sino también cómoda, desde recién nacidos. Sobre todo los primeros 10 meses de vida. Investigaciones reconocidas y elaboradas por eminencias médicas en el ámbito de la ortopedia, como el doctor E. Fettweis (especialista en displacía de cadera) lo confirman. Te invito a que escuches esta entrevista en el Programa de Martha Debayle para que aclares tus dudas: https://divamilano.com.mx/portfolio/entrevista-porteo/